Blog
chicaverano

Protege tu piel de la acción del sol este verano

El buen tiempo y el solecito han llegado a nuestro país con intención de quedarse durante los próximos meses. La primavera y el verano son dos de las estaciones del año más esperadas por los amantes de los refrescantes baños en la piscina y en la playa, y por aquellas personas que se relajan durante horas tumbadas tomando el sol. Una acción típica del verano (ya que a todo el mundo nos encanta ponernos morenos/as) pero que puede tener consecuencias devastadoras para nuestra piel. Durante los meses de primavera y verano la exposición a los rayos solares es mucho mayor que en resto de los meses del año, y es esencial proteger nuestra delicada piel de la acción nociva de los rayos solares, que pueden abrasar y provocar enfermedades de tal magnitud como cáncer de piel. Es por ello que debemos de tomar las precauciones oportunas para que la salud de la piel no se vea afectada.

Consejos prácticos para proteger la piel del sol

Para evitar posibles abrasiones en la piel desde Aquapiscinas os proponemos seguir estos sencillos consejos para proteger la piel del sol en los próximos meses tan calurosos. Toma nota y disfruta de un verano sin preocupaciones y con un moreno envidiable:

Utiliza productos sin alcohol en su composición

Durante los meses de verano es recomendable que si vas a tomar el sol no utilices previamente colonias y desodorantes que puedan llegar a producir manchas en la piel, puesto que dichas manchas son muy difíciles de eliminar. El alcohol en combinación con las radiaciones solares puede ser un coctel muy peligroso, llegando a ocasionar problemas cutáneos en un futuro cercano.

Usar cremas protectoras periódicamente

Las clásicas cremas solares o cremas protectoras son esenciales para combatir las radiaciones solares e hidratar la piel. Las cremas protectoras se han de aplicar una hora antes de ir a la playa o a la piscina, siempre y cuando nuestra piel este lavada y seca previamente.Los expertos en el cuidado de la piel recomiendan el uso de cremas con factor de protección superior a 30, con el fin de tener la total seguridad de que nuestra piel está segura al tomar el sol. Además, las cremas solares han de ser adquiridas en el mismo verano y no debemos utilizar cremas de un año para otro, puesto que es posible que hayan perdido sus propiedades protectoras.

Tomar abundantes cantidades de líquido

En épocas donde el calor es el gran protagonista es esencial hidratarse, tomando abundantes cantidades de agua, reponiendo toda la energía que se pierde a lo largo del día. Es por ello que recomendamos beber algo más de los dos litros diarios recomendados por los expertos en salud. Contra el calor, bebe agua. 

ENTRADAS RELACIONADAS Burbujas título